lunes, 26 de mayo de 2008

El hombre del látigo

No hay que ser la reencarnación de Orson Welles para percatarse que el principal interés de las súperproductoras es abarrotar sus nutridas arcas. Y es por eso que uno desconfía de las superproducciones. Es así. Los millones de dólares que se vuelcan en la realización de una película son directamente proporcionales al escepticismo del espectador medianamente ilustrado en materia cinematográfica.

Sin embargo, cuando dos íconos como Steven Spielberg y George Lucas deciden, tras 19 años, sacar de un rincón olvidado de su baúl de ideas a uno de sus personajes más exitosos para insertarlo nuevamente en una vorágine narrativa plagada de peligros y aventuras apasionantes, ese recelo es rápidamente sepultado por la expectativa.

Y es que eso es exactamente lo que generó Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull) cuarta entrega de las aventuras del arqueólogo que durante la década del 80, salvó al mundo en más de una oportunidad gracias a su peculiar talento para salir vivo de las situaciones más extremas, en los lugares más inhóspitos.

Realizada procurando respetar ciertos paradigmas de la vieja escuela, Spielberg no recurrió para su producción a artimañas digitales sino que siguió los caminos que conformaron las tres partes anteriores de la saga.

El resultado fue acción a raudales, a un ritmo vertiginoso que siempre es bienvenido en un film de acción y aventuras. Ninguna exageración es mal vista en estos casos, el personaje puede bien salir ileso de una explosión nuclear como hallar un tesoro arqueológico oculto durante centurias basándose en pistas encontradas por casualidad tras una pelea de proporciones inauditas contra salvajes miembros de la KGB. El espectador abandonó su derecho a cuestionar probabilidades, en el mismo instante que decidió comprar una entrada para ver una película del viejo Indiana.

El reparto sale bien parado tras los 123 minutos que propone la cinta. Cate Blanchett continúa demostrando una versatilidad admirable, que la hace caer de pie en cada una de sus interpretaciones. La australiana da vida a la villana de turno siguiendo al pie de la letra el manual de “individuo maligno comunista anti-norteamericano” que exige el universo Hollywood.

Y si de actores debemos hablar, lo de Harrison Ford es loable. El tabú que indicaba que ya se encontraba demasiado viejo para encarnar nuevamente al audaz arqueólogo fue rápidamente erradicado por una actuación destacable, que confirma el hecho que más allá de haber estado en el papel indicado en el momento preciso (como para interpretar a Han Solo en “Star Wars”, Richard Kimble en “El Fugitivo” y, por supuesto, Indiana Jones) es un actor cuyos dotes han creado un molde indispensable para crear un héroe de acción.

Spielberg entrega una película que cumple con creces su principal propósito, el de entretener. La acción se sucede incesante a través de un guión sin fisuras que dan forma a una película que dignifica al icónico personaje y demuestra que las apuestas altas, no siempre son infructuosas.

10 comentarios:

Rodrigo D. dijo...

Hola, a decir verdad, nunca fui seguidor de las películas de Indiana Jones. Si, obvio que alguna vez vi alguna, pero era demasiado chico. Pero ahora, después de leer tu crítica, amigo mío, iré a verla. Y si me gusta recurriré a un video club (o a un Dvd club, cómo se llaman ahora) y veré si es que encuentro en dvd las anteriores ediciones de esta saga. Cualquier cosa charlamos y debatimos después. Un abrazo grande!

Anónimo dijo...

Me encanta Indi! Desde chica....es uno de esos "antiheroes"(como lei por ahi)que cautivan y entretienen siempre!! La pelicula me fasino y las tramas de todas las pelis nunca dejan q desear! I Love it! Kisses!!! LiiTa

Alicia dijo...

Hola Silvio! Aqui está mi comentario, tal como me acabas de ordenar que escriba.
Me encanto escucharte recientemente por canal 33, pero pienso en esto: Nos escribimos en el msn, nos mandamos txt x cel y fotografías por internet, te escucho en la TV, pero no nos vemos nuncaaa!!! Esta es una situación insostenible. Tenemos que vernos personalmente pronto. Te quiero mucho

Natalia, dijo...

la quiero ver, hoy creo qe me hago una escapada al cine después d la facu...y si, me daba a desconfiar, algo asi como Rocky v o vi no se cual era...

todo bien x acá y ud?


exitos.

Pablo Diaz dijo...

Me considero un seguidor de las aventuras de Indy,asi como tmb de las aventuras en general. Sin embargo, Jones tiene esa mistica relacionada a la aventura que pocos personajes la tienen, y q hace q perdure en el tiempo. Me alegra saber de una nueva generacion de aventureros que disfrutan de Indiana Jones. Ahhh...excelente narrativa por parte del amigo Silvio a la hora de reseñar la peli. Que la disfruten

Lucho dijo...

broooooo!!! todavia no pude ver a indy pero me encanto la review y esperemos que haya latigazos pa rato todavia que la sumampa al final no la encontramos y peligra el multiverso jojo rock2 indy2 toy2 abazo compadre =)

maria laura dijo...

bueno silvio me gusto el comentario que hiciste sobre la pelicula, vi todas las peliculas de indiana jones y espero ver la ultima pronto

Lucho dijo...

brooo!!!! fui a verlo a indy y la pucha digo!! ta barbara puro entretenimiento de lo mejor, ojala haya indy para rato... desp de todo no son los años es el kilometraje jjaj abazo bro rock2 toy2 =)

faQ dijo...

Que buen sonido que tienen las salas santiagueñas! (73 veces mejor que las tucumanas). Pero las butacas no funcionan, al menos para un enano de 10 años que te rompe las bolas durante dos horas porque no ve bien. En fin, increible la película, entré esperando una remake más del montón y esta versión se sintió como filmada en los 80, con equipos actuales. Hacía mucho que no escuchaba aplausos al terminar el film, se siente raro!

Silvia dijo...

me sumo a la moción de ver la película. Pago por ver a Ford en el papel, me da mucha curiosidad ver cómo encarará al personaje tantos años más tarde, qué vueltas de tuerca le dará...
saludetes

PD: que Dios te devuelva la Inocencia. ;)