martes, 25 de noviembre de 2008

Televisión maleva

Cuando se habla de los límites de la televisión generalmente se invocan ejemplos que llaman a la indignación como un arcoreflejo. La falta de contenidos y esa tendencia cíclica a redundar sobre el sexo como tema único y preponderante, suelen ser los reproches abonados de un público quejoso, pero consumista.

Por eso pareciera que tan sólo situaciones que rocen lo macabro son capaces de movilizar la opinión pública, y despertar ese atisbo de sensibilidad dormida de una audiencia acostumbrada a deglutir obediente todo lo que la televisión sirve en una mesa cada vez más desprovista de verdaderas proteínas.

El claro ejemplo de esto fue lo que sucedió el viernes, abriendo una polémica que se extendió a lo largo de todo el fin de semana, y que llevó a tomar cartas en el asunto a los organismos encargados de regular las transmisiones de los canales argentinos. Y es que el pensamiento centrado en los puntos de rating enceguece cualquier indicio de racionalidad, en resumen, mientras sirva para sumar, me importa un ápice sangre, tripas, o nervios alterados tras la pantalla.

Así, el Malevo Ferreyra, acorralado por una Justicia que no consideraba tal, se disparaba en la cabeza, en vivo y en directo, llevando el Reality Show a otro nivel, uno bastante difícil de igualar, es decir, equiparar esa hazaña audiovisual costaría una vida… literalmente. La gente de Crónica, fiel a sus principios, supo que tenía entre manos una pieza de colección, por eso la repetición incesante y la gigantesca marca de agua con el logo del canal, que obligó a los restantes canales, a reconocer con resignación el triunfo de su competidor. Si hasta la sorprendida periodista, recordó en medio de su crisis de nervios, mencionar con la voz quebrada que se trataba de una “exclusiva” del “único medio presente en el lugar”. Vicios de la profesión, que le dicen, ¿o mejor dicho adiestramiento?

Las reglas del juego parecen ser esas para la televisión argentina. El público come tierra y escombros, porque su majestad el rating manda y no entiende de límites. Desde la cola redonda y brillante de la modelo de turno, hasta la sangre adornando el pavimento. Desde la exposición consentida de lo privado hasta un festín escatológico. Todo vale. Todo Suma. La audiencia narcotizada no tiene capacidad de análisis, y cualquier evento signado por el impacto es bienvenido.

No existe una frontera para la televisión. Cualquier límite es rápidamente castigado con el catálogo de censura, antes de dar pie a la racionalidad mínima e indispensable que permita dilucidar cuáles recursos periodísticos podrían jerarquizar la profesión. Evitar las mieles que promete sumar ojos del otro lado de la pantalla, quizás sea el camino más arduo, pero el correcto si el deseo es sanar las heridas de un periodismo cada día más bastardeado.

Y sin quererlo, así se despidió el Malevo, como la estrella de la semana para la pantalla chica. Pistola en mano, sombrero de cowboy vernáculo y fiel a ultranza con una conducta que practicó en vida y que se llevó a la tumba. Ni siquiera la muerte consiguió arrebatarle el arma con que puso punto final a todo el asunto, y a la que se aferró hasta su último estertor.

11 comentarios:

Pedro dijo...

Un caso de gatillo fácil auto-aplicado... suicidándose por un sueño, el sueño de Crónica: la muerte en directo, ¿o habrá sido un blooper?

Marcela dijo...

La televisión muestra lo que el público compra, sin dudas, por eso vemos a todos los canales repitiendo las mismas noticias, los mismos temas una y otra vez, y una vez que la moda pasa, ese tema desaparecer como si nunca hubiera existido.
La muerte del Malevo Ferreyra, vendida por los medios y consumida por un público que ya hace rato que come lo que le sirven en el plato sin exigir nada mejor, me dio vergüenza. Un hombre en mi trabajo, me dijo que podía encontrarla en you tube, cuando yo comenté que no la había visto, como si creyera que simplemente me había perdido el episodio de una serie. Que la estuvieran buscando en internet me espantó aún más.
Muy bueno tu post, como siempre. Saludos.

Alicia dijo...

A pesar de que en mis momentos de hastío cotidiano lamento no tener cable, cuando escucho los comentarios en torno a un acontecimiento como este, me alegro.
Ahora que lo pienso, me imagino la gran carrera televisiva que podría haber tenido un tipo como el Malevo, siendo el villano inescrupoloso de productos como "Vidas robadas" o alguna novelucha comprometida.
Por otro lado, y teniendo en cuenta nuestro gusto por los casos sangrientos, me juego la cabeza que prontamente tendremos en nuestros cines la biografía audiovisual del malevo!
Quiero que Pablo Echarri sea el personaje principaaaalll!!!

En fin Sil... lo de siempre: muy valiosa tu reflexión y todo lo que ya sabes. Te quiero, te quiero, te quiero...

Anónimo dijo...

Que queres que te diga silvion? Lo vi en vivo. Fue espantoso. Digno de Cronica.

Saludos,

Buitreaux

Pasajera en trance dijo...

Yo venía a decir lo que ya había dicho: La tele (y los medios en general) vende lo que la gente compra. Pero el primer comment hizo que me tentara mucho :P


Aparte, le cuento que hoy vi El juego del miedo V y que me quedé con ganas de ver las anteriores.


Un beso =)

tan versátil como acústica dijo...

es verdad que la tele vende lo que la gente compra, pero también tiene, por eso mismo, la responsabilidad de generar criterio, y algunos eso se lo toman más en serio que otros.

recomiendo el cable, hay series brillantes como damages o padre de familia.

estornudo dijo...

Qué se yo. No sé si Crónica es responsable o simplemente hizo lo que hubieran hecho todos. Al fin y al cabo, en la tele todos saben que pueden hacer lo que quieran, que a lo sumo les costará una multa, que nunca se acercará siquiera a la ganancia que obtendrán.

LuLa dijo...

Yo, no tuve la suerte de enterarme en vivo y en directo de esto que ocurrió, sólo me enteré por un noticiero local que únicamente hizo referencia al suicidio de este polémico personaje. Después de unos días viendo un programa recopilatorio de los hechos semanales me encuentro con semejante acontecimiento y la verdad quedé en estado de shock, no entendía mucho en un principio y tuve que recurrir a la clandestinidad de internet para ver completo el video que mostraba la sucesión de los hechos, todavía no salgo de mi asombro y como estudiante de muchos autores que hablan de la función/disfunción narcotizante de los medios no encuentro palabras para describir esto, el multimedio en cuestión siempre estuvo caracterizado por el amarillismo, algunos sabían decir “al retorcer el diario crónica y en vez de tinta sale sangre” pero nunca creí que llegaría a tanto la pelea por una primicia. Lo que mas me sorprendió a ver el video era que mientras hablaba Ferreyra antes de su final el epígrafe rezaba que en cualquier momento se pegaba el tiro y apenas se disparo instantáneamente “SE MATO EL MALEVO FERREYRA” y la imagen de su cabeza cubierta en sangre y los gritos de sus familiares hacían un escenario bastante perturbador, y la cronista repetía la exclusividad.
El COMFER censuró las imágenes e intimó al canal después de que repitió constantemente esas imágenes.
Aun no salgo de mi asombro y hay veces que le agradezco a quien corresponda no ver televisión por no tener cable, solo la uso como herramienta de información o para disfrutar del cine alquilado. Creo que al menos nosotros debemos tratar de concientizar a la gente o a nuestros allegados a que no sean simples consumidores mediocres. Esa quizás es una utopía de muchos de nosotros estudiantes de comunicación social, tratando de ser críticos en las cosas que no nos parecen adecuadas.
Excelente informe amigo, sos uno de mis ídolos. Te quiero y no compito con nadie por ver quien te quiere mas que yo, como si fuera una especie de multimedio hambriento de audiencia.

Ambar Violeta dijo...

es el morbo del mediano televidente, la ama de casa que plancha la ropa y ve programas de chimentos, el padre-de-familia (que escondia un seductor muy asexuado) que se deleita diciendo lo "mal" que esta todo...


es nuestro al fin.

Oh, divina tv fuhrer.
Me gusto la redaccion...

RutyMeTaL dijo...

LO UNICO BUENO QUE HIZO EN SU VIDA ESTE HIJO DE PUTA DE FERREYRA,FUE HABERSE SACADO LA VIDA.
AGUANTE CRONICA!!
MUERTE ALOS HIJOS DE PUTAS COMO EL MALEVO!!

Lau dijo...

como tanta cosa frivola que se muestran en television...que a muchos les gusta consumir, alimentar...La verdad que demasiada "imagen" macabra, morbosidad, pasar algo asi, mas alla de cuales hayan sido los actos del Malevo o de cualquiera... mas analisis critico o simplemente cambiar de canal...saludos Sil