martes, 24 de marzo de 2009

Entrevista a José Ernesto Schulman: "Para vencer la impunidad en Argentina, no alcanza con gestos"

José Ernesto Schulman, uno de los sobrevivientes de la última dictadura y actual miembro de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, expresó sus sensaciones a 33 años del gobierno de facto. El activista reconoció el interés del gobierno por avanzar sobre el terrorismo de Estado pero subrayó la carencia de una estrategia, y de voluntad política para enfrentar sectores “muy poderosos”.

Fue uno de los tantos argentinos secuestrados por miembros del gobierno de facto que estuvo al frente nuestro país. Sin embargo, su historia se alinea con la minoría que logró sobrevivir del genocidio que tuvo lugar en Argentina en la década del 70. Actualmente, se desempeña como secretario de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, además de ser un destacado ensayista en torno a la problemática.

Consultado por Radio Panorama, al cumplirse 33 años de la dictadura –hecho que el país recordó con marchas y actos en todo el territorio nacional- Schulman manifestó que para quienes vivieron el terrorismo de Estado, en un día así “pasan cosas, racionales e inconcientes”.

“Yo fui secuestrado un 12 de octubre y sistemáticamente desde entonces en esa fecha me pasan cosas. El 24 de marzo es un día en el que se concentran muchos recuerdos, pero yo lo vivo como un día de victoria, nosotros nos sólo sobrevivimos físicamente sino como personas y seres humanos. Actualmente, el sector de la sociedad que sabe que hubo un genocidio y que nos acompaña en la lucha contra la impunidad es infinitamente mayor a la existente el 24 de marzo del 1976”, manifestó.

Schulman consideró que el recuerdo representa “un día interesante”, aunque consideró que el feriado “no ayuda al debate”.

“Al menos las personas se movilizan en actos, marchas y eventos, yo hubiese preferido que haya una sola, pero lamentablemente las diferencias secundarias se imponen sobre lo principal. Eso es un problema profundo y colectivo del movimiento popular argentino que nunca se dio maña para distinguir entre lo principal y lo secundario”, expresó.

La lucha contra la impunidad

En los ensayos que ha escrito sobre la problemática, (entre ellos “la banalización del ‘Nunca Más’ durante la democracia kirchnerista”) Schulman se encargó de expresar que considera a Jorge Julio López como el desaparecido 30.001. No obstante haber sido consultado sobre este hecho particular, el activista consideró indispensable pensar el “problema en su conjunto”.

“Hay que tratar de pensar el problema en su conjunto. Logramos derrotar las leyes de impunidad y los decretos de indulto, tuvimos fuerza como para reabrir las causas pero evidentemente ni el poder Ejecutivo, ni el Legislativo ni la Corte Suprema tenían la menor idea de lo que estaba pasando, ni mucha voluntad para avanzar. Las causas no están diseñadas ni planificadas, no hay una estrategia para avanzar y hay una falta de simetría entre el objeto a investigar -que es el genocidio- y el instrumento que se utiliza para hacerlo, que es el Código Penal clásico en la Argentina”, destacó.

Schulman consideró que esas condiciones “abren un espacio fantástico” para que la defensa de los represores “meta chicana jurídica, empantane y demore”, expresando que no existe una base “que el Legislativo podría haber diseñado hace años”.

“Aún no hay indicios de que se quiera elaborar un plan. El que organizó el terrorismo fue el Estado, por lo tanto hay que juzgar el terrorismo de Estado tal como el Estado lo organizó, por áreas militares, por subzonas militares, con comandancias muy claras, con cadenas de mandos. El Estado argentino estaba articulado a la Junta Interamericana de Defensa, que estaba bajo el comando operacional del ejército de Estados Unidos. Por eso es que no es muy difícil vislumbrar lo que hay que juzgar”, sentenció.

Asimismo, expresó que al no haber voluntad política “se juzgan casos aislados y se pierde de vista el hecho real”.

“Aquí no ocurrieron 5 mil o 30 mil asesinatos aislados, sino un genocidio, el exterminio de un grupo nacional para reorganizar radicalmente un país. Eso es lo que no se quiere juzgar, por eso se demora, permitiendo -sobre las bases de las relaciones de los represores y la parte del aparato estatal que les responde- que ocurran situaciones como la de Jorge Julio López”, explicó.

Schulman aseguró que Felipe Solá expresó a integrantes de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre que detrás del secuestro de López estaba la bonaerense (por la policía) “pero nos dijo que no le pidamos que meta mano ahí porque no quería desestabilizar la provincia de Buenos Aires. Yo creo que esa idea es la tienen los gobernantes nacionales”.

Una actualidad diferente

Si bien las nociones para llevar adelante políticas que procuren el castigo de los responsables del genocidio suscitado durante el gobierno de facto, no son las idóneas para Schulman, él mismo consideró que en la actualidad el país sufrió “cambios importantes, el gobierno actual manifestó una voluntad de avanzar sobre el tema que no tenía ni Menem ni De La Rúa

Finalmente, manifestó que “el problema es que esa voluntad no está planificada ni organizada, y vacila ante la primera resistencia de la derecha. Para vencer la impunidad en Argentina no alcanza con gestos, hay que enfrentarse a fuerzas muy poderosas, y ahí es donde vemos que no hay voluntad política”.

“Nosotros nos sentimos más reconocidos que nunca, y en esas condiciones esperamos poder combatir la impunidad. Aquí no hay medias tintas, o uno va contra los represores a fondo o no va”, concluyó.

Por Silvio Pratto
Para Diario Panorama

10 comentarios:

Alex dijo...

del pacto sindical - militar a la ley de amnistía
de la casa está en orden al punto final
del no los voy a defraudar a la amnistía otra vez
y esta farsa...

nefastos
monstruosos
cobardes

no deposito mi fe en ninguna forma de estado

Jovekovic dijo...

España, además de perseguir a los asesinos genocidas de medio mundo, que es algo que está muy bien, debería tomar ejemplo del coraje cívico del pueblo argentino en largo camino de recuperación de la memoria histórica.
Un saludo con todo mi afecto y admiración.

Clarice Baricco dijo...

Algo más para enterarme. Necesario saberlo.


Abrazos.

Lau dijo...

En la historia...de un país...cargado de medias tintas..a 33 años de la última dictadura que nos toco vivir a los argentinos... recuerda Shulman,como seguramente todos aquellos que sobrevivieron de aquel momento nefasto...momento que expresa las más profundas miserias humanas...la memoria que trae el recuerdo a nuestro presente es imprescindible para concientizarnos, como manifiesta Shulman, que para acabar con la impunidad se debe ir hasta el fondo de la cuestión... sin matices...saludos

Silvio dijo...

Alex: Tantos muertos en el placard no pueden menos que llamar al escepticismo. Quizás el Anarquismo sea un salida... (¿?)

Jovekovic: Amigo, lamentablemente ese coraje no se traslada a los gobernantes, y muere en un pueblo cuyas herramientas están signadas por la limitación. Gracias por tus palabras.

Clarice: Seguro que si Clarice. Espero que sea un aporte.

Lau: Lamentablemente, dudo que eso suceda en Argentina. Nadie tiene el coraje de desafiar a las extremas derechas, que en nuestro país son aterradoramente poderosas.

Marcela dijo...

No hay medias tintas.
Estoy absolutamente de acuerdo con eso.
Nada de disculpas, ni de olvidos.
Los culpables deben hacerse cargo de sus crímenes.
Un beso grande.

SIL ♥ dijo...

Ante todo disculpas por la demora en pasar, pero estoy con bastante trabajo y llego sin resto, y este post amerita clara atención.

Que bueno que hayas podido contactarte con una persona así, y que maravilloso poder seguir viviendo como él, con esa fuerza, con esas ansias de justicia, viviendo por y desde sus ideales, ojala todos podamos aprender de estas personas, de comprometernos como ellos lo hicieron. De jugarse por lo que uno cree.

Fuerte hacer la entrevista ¿no?

Yo mientras estaba en la plaza el 24, pensaba en como uno a veces se rinde tan fácilmente y esta gente sigue, pasan los años y se fortalecen, y creo que en eso está la esencia, la base, la posibilidad de hacer frente a todo...los que la enfrentaron tuevieron el costo más horroroso de nuestra historia, pero por más intentos de hacerlos desaparecer, siempre están y estarán presentes.

Y si de verdad se quisiera hacer justicia, un buen punto de partida, sería comenzar por preguntarles a quiénes saben de esto, como este hombre, cómo y que se debe hacer.

Y ver la cantidad de gente que fue el 24, y sobretodo, cuantos chicos - jóvenes renueva la esperanza de que aún algo es posible.

Muy buen post, excelente. Cuando vuelva de trabajr voy a leer el texto de este SEÑOR.

Un besote

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.

rvs dijo...

Silvio: muy buen laburo! RVS

Silvio dijo...

Marcela No hay medias tintas amiga.

SIL ♥ Todos estamos en la misma Sil, hasta el cuello de laburo. Si, realizar la entrevista tuvo su picante, aunque haya sido telefónica. Escuchar a una persona que vivió en carne propia esa etapa, genera un escozor particular. Coincido en que vislumbrar la fortaleza de esta gente, puede ser una herramienta útil al momento de mirar para atrás, y de cara al futuro, saber que caminos no deben ser transitados nuevamente. Gracias por tu tiempo Sil.

Fantômas Gracias che, nos vemos ahí.

rvs Gracias Profe, me halaga muchísimo.