jueves, 9 de octubre de 2008

Caza de brujas, Inquisición y Santo Oficio en Santiago del Estero

El misterio religioso

“Arderían las piras en la ciudad de Santiago como un símbolo de la purificación de las costumbres, pero el gobernador sería considerado como uno de los más crueles representantes de aquellas épocas bárbaras, de tormentos, de Inquisición y Santo Oficio”.

Orestes Di Lullo, del libro Santiago de Estero: Noble y leal ciudad


¿Cuáles son los misterios ocultos detrás de años de historia santiagueña? Esta tierra antiquísima, también fue el escenario de etapas cosmopolitas cuyos momentos claves se recuerdan a kilómetros de distancia, difusos, casi ajenos. La conformación de este suelo caminó al unísono con momentos históricos cuyo conocimiento es general, tangencial, pero que ocultan circunstancias acaecidas en puntos de la ciudad que transitamos a diario, y que son testigos silenciosos de centurias enteras.

El siguiente artículo pretende pararse en una etapa histórica comprendida por los siglos XV al XVII. Dejemos libre la quimera, y permitámonos creer que unas meras líneas bastarán para viajar en ese marco de tiempo, omitiendo los detalles claro, pero procurando generar imágenes de un Santiago pretérito, añejo y particularmente cruel y despiadado.

La Congregación para la Doctrina de la Fe (o Santo Oficio, o meramente Inquisición) fue un sistema impulsado e implementado por la Iglesia Católica durante el medioevo. La intención primaria –y con esta aseveración no se pretende destacar minuciosamente su accionar- era erradicar de las sociedades cualquier corriente de pensamiento que difiriese de la inherente a la grey católica. Así, protestantes, cristianos nuevos o conversos, científicos, pensadores y más adelante cualquier persona que evidenciara ideas demasiado progresistas (principalmente si se trataba de nociones importadas de Inglaterra, donde tenían un tinte netamente liberal) eran rápidamente juzgados por un tribunal que actuaba célere y qué avalaba métodos como la tortura para indagar o castigar a sus acusados.

Claro está, el catolicismo era tan sólo una de las instituciones que impulsaban y legitimaban el método inquisidor. Detrás de él, el poder político hegemónico trabajaba de manera articulada con la iglesia generando una maquinaria de control político, social y económico, tan temida como despiadada. En el caso de Argentina, y particularmente de Santiago del Estero, el Santo Oficio operaba en conjunto con la colonización de la monarquía española. No obstante, la Inquisición enjuiciaba sólo a blancos, españoles o europeos, por lo que los indios nativos eran juzgados por tribunales ordinarios, que sin embargo utilizaban los métodos impulsados por esta doctrina.

En Santiago del Estero no existía un tribunal de la Santa Inquisición. Las centrales del Santo Oficio estaban apostadas en Cartagena de Indias, Lima y México. Conformadas por sacerdotes, colonizadores y “familiares del Santo Oficio”. Todos ellos gozaban de una serie de privilegios que hacían tentador ingresar en una organización casi sectaria, poderosa y temida.

Historias de Inquisición en Santiago

"E pur si muove"

Galileo Galilei


El suelo provincial fue testigo del accionar del brazo inclemente de la Inquisición. Los archivos históricos de la provincia revelan historias de escarnio público, de torturas y tormentos, de persecución y muerte. Quizás el más representativo de ellos es el de la india Lorenza, musa que impulsó la investigación de la historiadora Judith Farberman (que encontró numerosos procesos por hechicería iniciados en la provincia). Lorenza fue acusada junto a otra india conocida simplemente como Pancha, de ser la culpable por la enfermedad desconocida que aquejaba a la criada del alcalde.

Cómo este caso, existen otros. Innumerables procesos seguidos contra frailes y sacerdotes, pero principalmente contra indios y librepensadores. La hechicería, el encantamiento y cualquier práctica ajena a una cultura instaurada, era rápidamente castigada por una doctrina cuyos engranajes estaban aceitados a la perfección, prestos para acallar voces irreverentes.

El investigador local Luís Garay menciona otros casos relevantes. Entre ellos, destacan el del conquistador español Juan Ramírez de Velasco, quien quemó cerca de 40 mujeres acusadas de brujería al llegar a Santiago del Estero como gobernador. Otro hecho tiene lugar a principios del siglo XVII, cuando el inquisidor Francisco de Luna y Cárdenas, acusa a una criada india de envenenarlo. “Tenía el estomago lleno de fístulas… nosotros creemos que podría haber sido un envenenamiento provocado por la jana de la tuna”, explica Garay. El español, utilizaba un método de tortura que ni la cruel de las mentes podría imaginar. Ponía los dedos pulgares de la mujer en los percutores de las escopetas –el espacio donde se colocaba la pólvora- para luego dejar caer el mecanismo sobre ellos.

Había otro tipo de torturas más usuales, como el potro, el garrote y los ladrillos fríos y calientes. El escritor Raúl Lima, recuerda el caso de dos indias que por una enfermedad de su patrón son acusadas de brujería. “Terminan confesando, pero sólo para que dejen de martirizarlas. La tortura era un método legal e inhumano de indagar”, explica. El escenario de este espectáculo atroz, habría sido la plaza Libertad, un punto neurálgico de la capital provincial.

Incluso Francisco de Aguirre tuvo que vérselas con las autoridades inquisidoras. El fundador de la provincia fue detenido tres veces por el Santo Oficio, principalmente por el rechazo natural que sentía por el clero. “Es más útil un herrero que un sacerdote”, supo sentenciar, dicho que lo llevó a un juicio, en el que él tuvo que abjurar, para salvar la vida, como un Galileo Galilei vernáculo.

El modus operandis de la Inquisición incluía el secuestro, encierro y la confiscación de los bienes de las personas acusadas. Los mismos, eran encerrados en cárceles secretas, ubicadas generalmente en los sótanos de los conventos (no existe la constancia de la existencia de estos en Santiago). Los acusados podían sufrir dos tipos de condenas una leve y otra grave. La primera implicaba simplemente desdecirse, acto que permitía salvar la vida tras de un proceso que podía durar muchos años, y en los que uno era debía hacerse cargo de los daños que podría sufrir su cuerpo. Cualquier lesión, era responsabilidad del acusado, “por no decir la verdad al ser interrogado”.

La condena siempre se consumaba, si el acusado había muerto durante el proceso, se quemaba una estatua, y se dejaba en las iglesias un San Benito, a modo de prueba. El San Benito era una túnica con la que se vestía a los condenados. Por lo general, se encontraba hecha de un color fuerte y estampada con símbolos relacionados a la brujería y la hechicería.

Lo que fue, lo que es, lo que será

Cuáles son las consecuencias de que instituciones como el Santo Oficio o la propia colonización española hayan ocupado un lugar preponderante en la cultura de nuestra provincia -y, como es obvio, de Argentina- durante siglos.

Las huellas trazadas en los aspectos sociales de nuestro país e incluso de Sudamericana, son inmunes al olvido que propone el paso del tiempo. Y es que los procesos de la Inquisición, parecieran haber marcado el rumbo, trazando un camino que la historia de nuestro país volvería a recorrer.

Es simple entonces establecer un paralelismo entre las formas de enjuiciar, encarcelar y matar. El control descontrolado, la condena al pensamiento libre, la captura ilegal y el abuso del poder. Puntos comunes que bien podrían disparar una señal de alarma.

Y es que las similitudes, aterradoras, parecieran repetirse cíclicamente en un país donde la memoria se proclama pero rara vez se usa.

La historia manchada de sangre, sangre que tal vez haya sido limpiada del suelo en el que ahora mismo estamos parados.

"Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír".

George Orwell, 1984

12 comentarios:

Mel¡sª dijo...

Hola q tal?
mucho gusto, la verdad, te quiero felicitar porque nunca vi que una persona tenga tantas palabras y sinónimos incorporados en su vocabulario como vos...y debo confesarte que no entiendo casi la mitad de todo lo que escribis jajaja.
En fin queria comentarte eso y...que lei por ahi que te gusta Blues Motel!! Muy buena elección!!
Soy fanática...me encaantaan
Besos!!

Alicia dijo...

Sil: Muchas cosas para decir sobre tu texto:
1) Leiste (estoy casi segura que sí) "La gesta del Marrano" de Aguinis? Esa novela, que trata también sobre los procesos inquisitorios, menciona al pasar, el territorio de Santiago como uno de los utilizados por los personajes de su novela en el arduo escape que realizaban de la Iglesia. La acción transcurre en lo que son para nosotros territorios "norteños", aunque los episodios fundamentales se dan en Perú. Igualmente, el punto de todo esto es que cuando leí la novela, todo el tiempo me imagine un paisaje muy parecido al que podemos ver diariamente en Santiago, y hoy en día creo (aun sin conocer) que estos lugares (El norte de Argentina, Perú, Bolivia, etc.) comparten, en una especie de memoria territorial, las secuelas de una forma de vida muy marcada por los dogmas de la iglesia católica.
Por otro lado, muy bueno, pero MUY BUENO, el trabajo de investigación para esta nota. Realmente creo que estas aportando algo de un modo bastante accesible a la comprensión histórica de la provincia.
Finalmente, y algo que también me parece destacable, es la forma en que lo relacionas con otros momentos históricos. Resulta sorprendente ver como las circunstancias pueden variar, pero la manera de reaccionar de los grupos de poder se repite.
En fin... todo esto y lo que ya sabes: Te quierooooooooo!!!! xD =)

LuLa dijo...

Espero que comentar sobre esto no sea causante de algun tipo de tortura, si bien ya ese tipo de torturas ya no se dan (esto es relativo) sin animos de ofender a nadie creo que en nuestra provincia aun se siguen teniendo muchos prejuicios hacia la gente que piensa distinto, y sigue tomando a la religion o mejor dicho a la supuesta moral catolica como instrucciones de vida y por debajo de la mesa hacer varias cosas totalmente fuera de esa moral que no vienen al caso ennumerarlas. Se golpean el pecho en el templo y se burlan de "sus" creencias con tanta hipocrecia, pero son los primeros en señalar con el dedo a los "desviados". En santiago no se si es necesario remontarse a los siglos XV o XVII, porque en el XXI siguen algunos personajes nefastos dominando ciertos criterios y quizas ya no los torturan fisicamente a los que no estan bajo su manto, pero los violentan de otras muchas maneras.

Esta es mi opinion, que creo en DIOS como todo ser humano necesita creer en algo superior para atribuirle lo que la ciencia no puede explicar, creo en CRISTO, pero NO creo en la hipocresia y en la IGLESIA ya sea catolica o del credo que sea, porque siempre estuvo ligada a la parte que maneja el poder no solo politico sino economico, pintandonos un mundo que ellos mismos no profesan

Excelente Nota amigo, sos muy talentoso y te admiro muchisimo

"E pur si muove"

Te quiero

Jovekovic dijo...

Un artículo muy interesante sobre la Inquisición, que probablemente fue la primera policía política moderna de la Historia.
Saludos muy cordiales desde BCN.

Mar dijo...

Muy interesante. Leí bastante sobre la inquisición, y si bien creo que todo debe analizarse respetando las creencias de cada época, la inquisición sigue pareciéndome tan vergonzosa y tan comparable a persecuciones actuales, que analizarla nos hace comprender atrocidades modernas. Vi que ya nombraron "La gesta del marrano" un libro que me gustó mucho.
Muy buen blog. Paso a visitarte pronto.

Silvio dijo...

Melisa: Encantado de conocerte también, u sí, me gusta mucho el trabajo de Blues Motel, son una gran banda.

Alicia: Aquí sobre la computadora, tengo la "Gesta del Marrano", efectivamente.

LuLa: La violencia simbólica es a veces tan impiadosa como la peor de las torturas.

Jovekovic: Así es, fue definitivamente un mecanismo de control político.

Mar: Yo también la considero una lisa y llana vergüenza.

xavier dijo...

Mirá que soy santiagueño y no tenía ni la menor idea de todo esto. Tengo La Gesta del Marrano en mi casa y jamás se me dió por agarrar ese libro. Nunca me gustó el título.

RutyMeTaL dijo...

hola Santiago de Estero,desde la Ciudad autónoma de Buenos Aires,
te saludo.
che,la verdad que la religión fue la pudricion de la mente humana.-
yo tengo mi espiritualidad que es MIa. nadie me la impuso.
El ser humano necesita y creo que es genetico,creer en algo sobrenatural,para poder sobrevivir,y más cuando ha tenido una desgracia que le ha tocado el alma.
otro saludete .-Ruty.-

Laura dijo...

La verdad lo que escribiste coincide con todo lo que venimos viendo en la facu....me paso que mientras leia lo que escribias pensaba en el otro texto q me mostraste el caso Kamenetzky y al final del texto me di con eso....esos patrones de un tiempo pasado que repetimos una y otra vez...a veces tal cual...aveces un poquito deformado... en fin repetidos... eso delata como decis la falta de memoria....como si el hombre (incluidos) se resistiera a ver las cosas realmente como son, y tratar de cambiar tal vez es parte de nuestra humanidad... aunque prefiero pensar que no...

Matías Todarelli dijo...

Silvio, me pareció muy interesante la nota, sobre todo porque en ella se recuerda nuestra tendencia a ser una sociedad sometida y desde lo individual observo que muy pocas personas han aprendido a ser verdaderamente libres. No hay que olvidarse que hemos y somos sometidos por armas, violencia, culturas exforáneas, idiomas lejanos, modas, etc. Y ante esto, pocas veces defendimos nuestra integridad cultural. El hombre en la lucha constante por el poder termina por desconocer y aborrecer su propia naturaleza y condición de humano la inquisición ha sido una real representación de esto. Es bueno que se nos recuerden estos errores, ya que, las cosas importantes de la vida son como el aire que uno respira todo los días, no nos damos cuenta que esta a nuestro rededor, hasta que comienza a faltarnos. Slds desde Bs. As.

Anónimo dijo...

QUERIDO SILVIO: El tiempo hizo que por muchos años desconociera la gran persona que hay en vos.., tus pensamientos, tus ideales. Sos una persona muy talentosa, única, y, sinceramente, no me canso de leer tus notas (maravillándome en cada una de ellas...). Te felicito, y espero que continúes -siempre- en tu búsqueda incesante de cambio, coolaborando en esta pesada lucha por "hacer la diferencia". Tienes mucho por decir, mucho por brindar... (y no dudo que nunca dejarás de escribir,del modo en el que lo haces). Te mando un beso grande. LAU-Z

Demetrios dijo...

CONMOCION EN SALTA, ARGENTINA POR LAS MALDICIONES DE UN CONCEJAL ESOTERICO:

Guillermo Capellán, siendo Presidente de la Comisión de Hacienda, quiso cobrar los impuestos al hermano del Alcalde/Intendente Alejandro San Millán, Antonio San Millán.

Ellos contrataron al Abogado Roberto Elio Gareca y el letrado a su vez contrató a un delincuente juvenil, Rodrigo Chavarría (taxi-boy menor de edad que conoció en el Parque San Martín de la Ciudad de Salta) y lo denunciaron por violación.

Capellán estuvo 101 días preso y desde la cárcel vaticinó que saldría el día de la Lealtad Peronista, horas más horas menos salió en la madrugada del 18 de Octubre de 2003. Todos se burlaban del Concejal Esotérico. "Quienes participaron en el complot pagarán lo que me hicieron"

"A mi me destituyeron entonces el Juez se irá". A los seis meses abogados de la Ciudad de Salta pidieron Juicio Político al Juez de la causa, Luis María Agüero Molina lo destituyeron por motivos ajenos al edil ocultista.

"Rodrigo Chavarría, pupilo de Roberto Gareca, hizo una denuncia falsa siendo menor de edad y eso es delito, cuando sea mayor vivirá preso". Chavarría siendo mayor cometió una estafa y fue condenado por un año, quedó en libertad condicional y a los tres meses cayó nuevamente en manos de la Justicia Federal por "Usurpación de Títulos y Honores y Estafa" y sigue preso.

"Destruyeron mi vida, y él participó en el estrépito mediático un empresario de medios y publicidad, yo lo escuchaba desde mi celda decir cosas espantosas... tendrá su merecido" El empresario al que se refería el Concejal Ocultista sería Julio Castillo a quien lo internaron en una clínica con un fuerte dolor de cabeza, se le declaró un tumor cerebral fulminante y murió en horas.

"En el Diario El Tribuno se ensañaron conmigo y el Abogado Gareca publica todas las barbaridades que quiere porque su hermano es el Jefe de Redacción de Noticias Policiales en ese matutino... no importa, ya llegará el día..." Se refería al periodista Sergio Alberto Gareca a quien le descubrienron un cáncer galopante y murió en poco tiempo.

La predicción o "maldición" más dura y contundente del Concejal Astrólogo y Esotérico es cuando vaticinó: "Los San Millán pagarán con lágrimas de sangre lo que me hicieron" Inexplicablemente, el hijo de Antonio San Millán de 16 años murió aplastado por una cortadora de cesped minitractor.
"Siguen haciendome daño por lo tanto siguen acumulando desgracias" En esta frase se refiere elipticamente al Empresario-locutor Martin Grande y al Abogado Roberto Elio Gareca sindicados como los principales responsable de la conspiración por cuanto el presunto violado y delincuente Rodrigo Chavarría los sindicó en su confesión como los autores ideológicos de la denuncia contra Guillermo Capellán.

Con respecto a ellos el Esotérico Edil dijo: "tengo todo el tiempo del mundo para verlos caer, ellos son las frutillas del postre"
Salta es la capital turísitica de todo el Norte de Argentina donde viven 600.000 habitantes y en todos los rincones de la Ciudad se comenta: "Las Maldiciones del Concejal Capellán se están cumpliendo".